Saltar al contenido
Terror Supernatural

El caso verdadero de Roland Doe: (El Exorcista)

Con casi 50 años desde el estreno de la película El Exorcista. A pesar de su antigüedad y las limitaciones que existían en la época. Es considerada una de las mejores películas del género terror en la historia y más al haber recaudado unos 470 millones de dólares en taquilla.
Algo que pocos sabían es que esta grandiosa película de terror. Estuvo inspirada en un caso real que tuvo lugar en Maryland, Estados Unidos.

El inicio del terror.

Todo comenzó en 1949, cuando un joven de 13 años con el nombre de Roland Doe (seudónimo utilizado para proteger su identidad). Escuchó algunos ruidos en el sótano de su casa. La familia pensó que el sonido podía ser producido por roedores. Pero en un momento mientras buscaban de donde provenían los ruidos terroríficos. El niño dijo aterrado que una imagen de Jesús en la cruz (que estaba colgada en el cuarto de la abuela) se empezó a mover. Como si estuvieran golpeando la pared desde el otro cuarto.
Para tragedia de la familia once días después del extraño suceso falleció la tía Harriet muy querida por Roland. Tía con la cual el niño jugaba muy seguido a la Ouija.

A partir de ese momento la familia empezó a vivir muchos hechos inexplicables. La cama del niño se movía sola violentamente a la medianoche. Se escuchaban fuertes golpes desde el sótano. Había objetos suspendidos en el aire y un olor a excremento que se sentía por toda la casa.

exorcismo
foto de: www.hellystar.com

Sus padres hicieron que Roland fuese evaluado en el Hospital de la Universidad de Georgetown. Pero los médicos le dieron el alta pocos días después ya que no encontraron nada malo en su salud.
No obstante la situación no mejoraba. En la escuela sus compañeros de clase declararon aterrorizados que el escritorio del niño empezó a moverse hacia el pasillo, chocando contra otros objetos.

La familia de Roland se vio obligada a retirarlo de la escuela. Un testimonio de un compañero de su clase fue. “el escritorio temblaba y vibraba extremadamente rápido y recuerdo que la maestra le gritó que se detuviera y que él respondió ¡No lo estoy haciendo!”.

La Iglesia y su intervención.

Un pastor luterano llamado Lether Miles Schulze. Fue invitado a pasar una noche en la casa. La experiencia fue tan aterradora que a pesar de no creer en posesiones. El pastor sugirió de inmediato la intervención de un exorcista en el caso.

roland doe exorcismo
foto de: misteriosenigmasesoterismo.blogspot.com

Un sacerdote católico local fue enviado a la vivienda y Roland le gritó en latín. “oh, sacerdos Christi tu scis me essediabolum” que significa “oh, sacerdote de Cristo, tú sabes que yo soy el Diablo”. La mayoría de quienes siguen el caso expresan que era el mismo diablo hablando. Ya que el niño no sabía latín algo escalofriante.

La Iglesia Católica suele regirse por una serie de procesos para estudiar una posible intervención. La mayoría de todos los casos son calificados como problemas médicos. Pero lo llamativo del caso de Roland Doe era que la propia institución dictaminó que el niño estaba poseído y autorizó un exorcismo.

Con el permiso dado desde Washington D.C se llevó a cabo el primer exorcismo dirigido por el padre Albert Hughes. Un sacerdote católico de Saint James Parish. En el inicio en medio ritual de exorcismo el niño lo atacó con uno de los resortes de su cama. Provocándole un importante daño en uno de sus brazos.

ex
foto de: cnnespanol.cnn.com

La familia se mudaría a St Louis. Ya que a los cortes y múltiples heridas auto infligidas que sufrió el niño al estar ‘poseído’, se le sumaría la palabra ‘LOUIS’. Esta palabra apareció extrañamente escrita en su pecho. A pesar de que siempre fue vigilando y nadie lo vio hacerlo según su madre. No era la primera vez que esto ocurría ya que después del primer exorcismo. Aparecieron las palabras ‘infierno’ y ‘vete’ en el cuerpo de Roland.

El niño fue trasladado a un hospital psiquiátrico llamado Alexian Brothers. Donde fue intervenido por los sacerdotes Raymond Bishop y William Bowdern. Pero los detalles de este exorcismo permanecieron en secreto. Hasta que el escritor de National Geographic Thomas Allen encontrara al Padre Halloran. El cual había ayudado en el exorcismo y fue el único dispuesto a hablar.

El final de lo demoníaco.

Se supo que los exorcismos a Roland se extendieron durante tres meses. Siempre con Bishop y Bowdern encargados de la ceremonia y con Walter Halloran sosteniendo al niño. Quien siempre se resistía maldiciendo a los sacerdotes, gritando y hasta vomitándolos. En la sesión final Roland fue sujetado por cinco personas y el padre Bowdern le dijo al supuesto espíritu: “¡Satanás! ¡Soy San Miguel! ¡Te ordeno que dejes este cuerpo ahora!”. Fue entonces que el cuerpo de Roland se habría relajado. Según Halloran el niño sonrió y exclamó con voz tranquila “se ha ido”. También dicen que la palabra ‘salida’ se pudo observar escrita en su cuerpo.

El caso llamó la atención de William Batty quien escribió la novela ‘El Exorcista’. Dos años más tarde saldría la película de terror que todos conocemos. Respecto a Roland Doe según el diario Washington Post. El mismo padre Bishop confirmó que logró superar lo ocurrido y tener una vida normal.

Y tu que opinas!!!  Crees que este caso sea real? Que harías si te pasa algo similar? 

Ahora puedes enviarnos tus experiancias paranormales a nuestro correo [email protected] Y siguenos en nuestra pagina de facebook dando click aqui